¡ Bienvenid@s !

El objetivo de este blog es facilitar información sobre temas de psicología y aclarar vuestras dudas sobre ellos. Ante vuestros comentarios y preguntas os daré mi opinión y consejo profesional, pero éstos nunca podrán sustituir a la consulta cara a cara que es donde deben hacerse un diagnóstico y tratamiento.

viernes

Estrés Laboral



El estrés laboral es posiblemente la forma de estrés que más afecta a las personas, ya que el trabajo es un factor de gran importancia y repercusión en nuestras vidas.
Son muchos y variados los factores que pueden desencadenar estrés en el ambiente laboral y existen una amplia gama de estresores en las diferentes profesiones y puestos de trabajo. En el año 2005 la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo realizó un informe en el que se estimaban como causas principales de estrés laboral el trabajo precario y la intensificación del ritmo de trabajo con sobrecarga de tareas y plazos estrictos para su cumplimento.
Pasaré a enumerar los diferentes factores que inciden en el incremento del estrés en los distintos puestos laborales, si algun@ de l@s lector@s está interesad@ en el desarrollo de alguno de estos factores en concreto, puede dejar su petición y dedicaremos un apartado a ese tema en concreto. Posteriormente, dedicaremos un espacio a definir lo que pueden considerarse las principales consecuencias del estrés laboral: agotamiento vital, Burnout y Mobbing. Y terminaremos con las intervenciones psicológicas y pautas personales ante el estrés laboral.

¿Cuáles son los factores desencadenantes de estrés laboral?

a) La estructura organizacional:

     - La centralización del poder y la toma de decisiones.
     - La complejidad estructural de la empresa.

b) El tamaño de las empresas: a mayor tamaño de la organización menor satisfacción debido a las dificultades de coordinación y a mayores conflictos interpersonales.

c) Condiciones físicas del trabajo: ruido, iluminación , climatología, espacio físico para desarrollar el trabajo, etc.

d) Incidencia de las nuevas tecnologías en los trabajadores: impacto que la incorparación de la tecnología informática y las repercursiones que tienen en los trabajadores más mayores.

e) Los cambios organizacioneles: ambientes inestables, complejos y dinámicos que provocan incertidumbre en los empleados.

f) Características del puesto:

    - Temporalidad del trabajo: horas de trabajo, contratos a tiempo parcial, jornadas partidas, trabajo por turnos, descansos permitidos, etc.
     - Carga laboral: muchas tareas o muchas horas de trabajo, muchas exigencia, poco trabajo, etc.
     - Desarrollo de la carrera profesional: si la persona no consigue sus expectativas profesionales tanto en la tarea realizada como con la organización, se encontrará insatisfecha y con falta de compromiso.

g) Conciliación familia-trabajo.

Agotamiento Vital

El agotamiento vital es una consecuencia importante del estrés laboral. Las características que lo definen son: fatiga y pérdida de energía, desmoralización y aumento de la irritabilidad. La persona se siente cansada, sin fuerzas, como si el cuerpo tuviera una batería que se está agotando; se produce una caída del ánimo y el sujeto se altera fácilmente por cualquier cosa, esta irritabilidad se manifiesta en el trabajo con los compañeros, pero también puede transferirse al ambiente personal.
El agotamiento vital está asociado al estrés laboral crónico, y tiene repercusiones para la salud como mayor riesgo de infarto de miocardio.

Síndrome de Burnout

El síndrome de Burnout, o síndrome de estar quemado, es uno de los más graves que afecta a un gran número de trabajadores. Este concepto fue introducido por Freudenberger en 1974 para describir el estado de agotamiento tanto físico como mental que encontró en las personas que trabajaban de manera voluntaria en una clínica de desintoxicación.
Posteriormente, Maslach (1976, 1981) lo definió como un síndrome que se da entre individuos que trabajan con personas, consistente en un estado psicológico de agotamiento emocional, despersonalización (actitud negativa e insensible hacia los demás) y bajo rendimiento personal.
Considerando al síndrome de Burnout como un proceso, Maslach (1982) sugirió que el primer factor que aparece es el cansancio emocional debido a las demandas excesivas de trabajo. Posteriormente, estos trabajadores que sufren este cansancio intentan distanciarse de los demás psicológicamente, iniciándose así el factor despersonalización. Finalmente, cuando la persona se da cuenta de la discrepancia entre las expectativas optimistas que tenía en un principio sobre su pontencial como trabajador y la actitud que mantiene en el presente, experimenta una falta de realización personal que le lleva a bajar notablemente su rendimiento.
Otros autores como Llorens, García y Salanova (2005), consideran que los trabajadores experimentan en primer lugar una falta de realización personal que con el tiempo llevaría a un incremento del cansancio emocional, y todo esto derivaría en estrategias de despersonalización. Personalmente, creo que este proceso es más habitual porque la falta de realización personal en el trabajador produce una crisis de eficacia en el ámbito cognitivo que inevitablemente lleva al cansancio emocional. Con esto no quiero decir que en algunas personas el proceso de adquirir el síndrome no sea en el orden señalado por Maslach.
Como dato curioso y según los estudios realizados por varios autores, parece ser que los varones puntúan más alto en despersonalización; el estado civil también parece ejercer su influencia en este factor, siendo los solteros y divorciados los que puntúan más alto.
Como consecuencia del burnout se pueden distinguir tres tipos de problemas:
     - Individuales: problemas de salud física (cefaleas, úlceras...) y psíquica (depresión, ansiedad...).
     - Interpersonales: deterioro de las relaciones sociales y familiares.
     - Conductuales: bajada de la calidad y cantidad de rendimiento profesional, absentismo, huelgas, retrasos, uso de drogas y alcohol...

Mobbing

Como definición de mobbing la propuesta por Leymann en 1992:

"El mobbing o terror psicológico en el ámbito laboral consiste en la comunicación hostil y sin ética, dirigida de manera sistemática por uno o varios individuos contra otro, que es así arrastrado a una posición de indefensión y desvalimiento, y activamente mantenido a ella. Estas actividades tienen lugar de manera frecuente (como criterio estadístico, por lo menos una vez a la semana) y durante largo tiempo (por lo menos seis meses)."

Se consideran una importante fuente de estrés laboral los conflictos que surgen entre los compañeros de trabajo y las limitaciones impuestas por la dirección de la empresa. Cuando los empleados tienen una formación semejante y la jerarquía establecida no guarda relación con el poder de experto, los conflictos se darán de forma más frecuente y más intensamente.
Para que se produzca mobbing se necesitan tres factores: el acosador o acosadores, la víctima y una organización que permita o favorezca el mobbing; y suelen darse las siguientes etapas en el proceso de desarrollo:

     - Fase de conflicto: el desacuerdo o percepción de amenaza suele ser el comienzo del proceso.

     - Estigmatización: la víctima queda etiquetada de forma negativa, esta etiqueta se convierte en su principal característica y los compañeros comienzan a darle de lado para que no los relacionen con la persona estigmatizada. Comienzan las conductas vejatorias y agresivas del acosador hacia la víctima, produciendo miedo en esta última que le hace comportarse patológicamente, y esto es lo que el agresor utilizará de argumento para seguir agrediendo.

     - Intervención: cuando la víctima ya se encuentra estigmatizada y aislada, los directivos buscan explicaciones a lo que está sucediendo en las caracterísiticas de la víctima, y comienzan a plantearse que hacer con este trabajador problemático (la víctima).

     - Eliminación: la organización decide prescindir de la víctima porque resulta molesto, poco sociable e incómodo, y lo sustituyen por alguien más compatible con el grupo de trabajo.

Son muchas y variadas las consecuencias del mobbing en los trabajadores que lo padecen, entre ellas podemos destacar: desconcierto, indenfensión, depresión, ansiedad, pérdida de control, falta de autoestima, etc.

Efectos del Estrés Laboral en la empresa

- Falta de puntualidad.
- Aumento de bajas médicas.
- Absentismo.
- Rotación de los puestos de trabajo.
- Decremento de la productividad.
- Baja calidad de la atención al cliente o a la tarea a realizar.

Intervención psicológica ante el estrés: ¿qué hace el psicólogo?

Evidentemente, la mejor intervención es la prevención, pero a veces esto no es posible y necesitamos estrategias para al menos atenuarlo. Las técnicas que en el ámbito de la psicología son más relevantes para tratar el estrés laboral son:

a) Técnicas de relajación:

Aprender una técnica de relajación tiene como finalidad controlar la ansiedad que se experimenta cuando estamos sometidos a altos niveles de estrés. Una persona que sepa relajarse en condiciones estresantes disminuirá los efectos físicos y psicológicos que tal experiencia supone.
Controlar la relajación requiere de un entrenamiento, y éste no siempre es efectivo si lo realiza la persona por su cuenta, sino que por lo general es aconsejable ser entrenado por un especialista y posteriormente, una vez dominada la técnica, ponerla en práctica cada vez que se necesite.
Entre las diversas técnicas de relajación una de las más utilizadas y efectiva es la Relajación Progresiva de Jacobson que consiste en hacer capaz a la persona de identificar las tensiones de cada parte de su cuerpo mediante ejercicios de contracción-relajación, para posteriormente cuando identifique al tensión en alguna zona, pueda poner en marcha los recursos aprendidos a fin de relajarla.





Para más información: http://www.psicologia-online.com/autoayuda/relaxs/progresiva.htm

Practicar la relajación dos veces al día en un principio y, posteriormente, cuando sea necesario, nos ayudará tanto a disminuir el nivel de ansiedad diario, como a disminuir el estrés ante los acontecimientos nuevos o situaciones que se puedan considerar amenazantes.
Personalmente, propongo como actividad complementaria el aprendizaje de técnicas de respiración, incluso que este aprendizaje se haga antes de el entrenamiento en técnicas de relajación.

b) Entrenamiento en asertividad:

Trata de conseguir que la persona aprenda a responder, defenderse y decir lo que siente o piensa sin necesidad de recurrir a la agresividad o a la sumisión. Después de este aprendizaje, se utiliza el role playing (ensayos conductuales) para que el sujeto practique, en un ambiente controlado, la conductas más apropiadas para luego enfentarse a su ambiente natural.




Más información: http://www.psicologia-online.com/autoayuda/hhss/HHSS5.htm

c) Reestructuración cognitiva:

Las personas ansiosas y depresivas tienden a atender, recordar y predecir selectivamente los acontecimientos negativos. Con la reestructuración cognitiva lo que el psicólogo consigue es cambiar el concepto negativo que el sujeto tiene de sí mismo y del mundo, cambiando los pensamientos negativos por otros más adaptativos.

d) Entrenamiento en solución de problemas:

Con este entrenamiento lo que pretende el psicólogo es poner a disposición del individuo una amplia y adecuada variedad de respuestas alternativas potencialmente eficaces para enfrentarse a la situación problemática e incrementar la probabilidad de seleccionar la respuesta más eficaz entre esas alternativas.

Pautas frente al estrés laboral: ¿qué puedo hacer yo?

Estas pautas son prácticas que cada uno de nosotros podemos llevar a cabo individualmente contra el estrés laboral, sin ayuda de un psicólogo o psicóloga:

a) Ejercicio físico:

Constituye una descarga natural cuando el organismo se encuentra en tensión. El ejercicio aeróbico (natación, carrera, bicicleta...) utiliza grandes cantidades de oxígeno produciendo un aumento de la tasa cardiaca y respiratoria y relajación de los vasos sanguíneos más pequeños, permitiendo que llegue más cantidad de sangre oxigenada a los músculos.
Media hora al día, tres o cuatro días a la semana de ejercicios aeróbicos son suficientes para obtener un beneficio frente al estrés, además de fortalecer el aparato cardiovasculas e incrementar la energía y el vigor del organismo.
Debemos hacerlo de tal manera que el ejercicio resulte agradable y satisfactorio, por eso es conveniente hacerlo de manera gradual y no llegar al agotamiento. Para motivarnos en su realización podemos anotar los progresos que vamos consiguiendo y, de alguna manera, premiarnos por su consecución.

b) Estructuración del tiempo:

Se trata de realizar un análisis de como utilizamos el tiempo y, posteriormente, distribuirlo con mayor eficacia. Se puede realizar un registro de la jornada laboral dividida en partes de 30 minutos, anotar lo que hacemos en cada una de esas partes de tiempo, por ejemplo:

9,00      Ficho en la entrada y me voy a la máquina de café.
9,30      Enciendo el ordenador. Hablo con mis compañeros.
10,00    Leo el correo electrónico.
10,30    Reunión con mi departamento.
11,00    No consigo concentrarme en lo que están diciendo, no me parece nada interesante, siempre repiten lo mismo.
11,30    Bajo a fumar un cigarro.
...

Haciendo este tipo de registro nos daremos cuenta del tiempo que perdemos, aunque nos cueste reconocerlo, y tendremos una visión de como mejorar y que cambiar para que al final del día nos dé tiempo a realizar todas las tareas sin agobios.

c) Planificación:

Planificar el tiempo, según los objetivos que tengamos que cumplir. Anotemos todos nuestros objetivos y después los dividiremos en objetivos a corto plazo, a largo plazo, profesionales y personales; anotando si son realistas o no. Posteriormente haremos una reflexión sobre las aptitudes necesarias para realizar todos estos objetivos. Una vez hecho esto, estableceremos un orden de prioridad, es decir, decidir cuáles son las tareas más importantes y las que requieren una ejecución inmediata, de esta manera comenzaremos a realizarlas seguiendo ese orden y en cada momento estaremos haciendo lo que es más importante y necesario.
Es muy conveniente el uso de agendas donde se puedan ir realizando estos registros y planificando las tareas y el tiempo de dedicación.

d) Organización del lugar de trabajo:

Los objetos del lugar de trabajo, el mobiliario y los documentos deben estar organizados para favorecer la comodidad.

e) Identificar los factores que provocan malestar y programar el tiempo libre:

Para poder aplicar soluciones y/o establecer medidas duraderas para protegernos, tenemos que saber identificar qué cosas, qué momentos, qué situaciones y qué personas nos producen malestar. Pararnos a observar y reflexionar sobre esto es muy importante y beneficioso para conseguir un buen ambiente de trabajo y sobre todo para nuestra salud.
Por otra parte, no debemos sentirnos culpables cuando nos tomamos un tiempo libre para descansar, ya que este tiempo nos ayudará a trabajar con mayor eficacia. Dependiendo de la empresa donde trabajemos y las posibilidades que ofrezca, podemos tomar un café con un compañero, dar un pequeño paseo al aire libre, estar en silencio en nuestro despacho e incluso practicar 5 minutos de relajación.

Con todas estas estrategias no sólo conseguimos estar mejor con nosotros mismos y una mayor satisfacción en las tareas laborales, sino que obtendremos resultados de mejor calidad para la empresa.

Bibliografía:
- Freudenberger, H.J. (1974). Staff Burn-out. Journal of Social Issues, 30, 159-165.
- Jacobson, E. (1929). Progressive Relaxation. Chicago: University of Chicago Press.
- Leymann, H. (1992). Fran mobbing til utslagning i arbetslivet (From bullying to exclusion from working life). Stockholm: Publica.
- Llorens, S.; García, M. y Salanova, M. (2005). Burnout como consecuencia de una crisis de eficacia: un estudio longitudinal en profesores de secundaria. Revista de Psicología del Trabajo y de las Organizaciones, 21, 55-70.
- Maslach, C. (1982). Burnout: The cost of caring. Englewood Cliffs, NJ: Prentice-Hall.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada